Ruta por Perú: Día 5 – Camino a Chivay y Yanque

Cuando hacemos viajes de larga duración, es inevitable tener que “malgastar” algún día para desplazarnos de una ciudad a otra. Si a este incordio le sumamos el temido mal de altura, nos hace plantearnos si hubiera sido mejor cambiar la ruta. Lo bueno es que cuando llega un nuevo día y contemplamos nuestro alrededor, vemos que al final ese sacrificio mereció la pena. Eso pensamos nosotros cuando vimos amanecer en Yanque, pero antes tuvimos que hacer el camino. ¿Nos acompañáis en este trayecto?

..

Nos despertamos a las 6 de la mañana, aún no estamos acostumbrados al nuevo horario y nos pegamos unos madrugones considerables, pero aprovechamos para sacar todo de las maletas y volver a hacerlas y organizar nuestras mochilas. Después de una ducha subimos a desayunar a la terraza, donde disfrutamos de unas vistas de la catedral preciosas.

..IMG_1048

..

El desayuno consiste en pan con mantequilla, mermelada y queso, zumo de papaya (que tengo que reconocer que no nos gustó a ninguno de los dos) y variedad de té. Decidimos probar el mate de coca ya que hoy alcanzaremos los 3500 metros de altitud y queremos prevenir el famoso mal de altura. No sé si os gustará el té, pero desde ya os recomiendo que nada más llegar a Arequipa empecéis a beber mate (y si puede ser con hojas de coca mejor). A mí, por ejemplo, no me gusta; por más que he probado variedades y lo he intentado, no hay manera pero al final tuve que rendirme a sus propiedades y hasta casi acabé acostumbrándome al sabor.

..

Cuando dejamos el hotel, nos dirigimos a Plaza de Armas y compramos caramelos de coca (los compramos para tener que evitar beber té y al final fue peor el remedio que la enfermedad, porque no nos gustó nada su sabor y preferimos beber el mate) y cogimos un taxi por 6 soles dirección a la estación de autobuses. Cuando llegamos empezamos a buscar autobuses dirección a Chivay con tan mala suerte que tenemos que esperar hasta las 14:00 para poder viajar. O todos los autobuses estaban completos o ya habían salido. La única compañía con la que podíamos viajar era Milagros y los billetes nos cuestan 13 soles por persona (26 soles en total, casi 7€) más una tasa de 3 soles (1,5 por persona) para poder embarcar (ya veis que en Perú hay que pagar tasas para casi cualquier cosa).

..

Son las 11 de la mañana y por delante nos esperan 3 horas que matamos jugando a las cartas (desde ya os recomiendo llevar una baraja en la mochila, los trayectos y las esperas son largos y vienen muy bien para matar el tiempo). Una media hora antes de embarcar compramos algo para comer y alcohol en una farmacia, en varios blogs hemos leído que si durante el trayecto empapas un pañuelo con él y vas oliéndolo, alivia el soroche.

..

Peru (821)..

Emprendemos el camino en un autobús no demasiado cómodo y con un conductor que parece tener demasiada prisa por llegar. Creo que es el día que más miedo pasamos en un trayecto en autobús; en la mayoría de tramos vamos con una niebla que impide ver más allá de un metro, todo en una carretera donde a los lados hay precipicios y con miles de curvas. Con la velocidad que vamos, en cada una de estas curvas el autobús parece tumbarse, por no hablar de que adelanta cada vez que él considera que tiene oportunidad (y a la vez hay coches intentando adelantarnos aunque nosotros ya estemos en ello) en una carretera de doble sentido. Vamos, una delicia de viaje.

..

Peru (818)..

Peru (833)..

En los tramos en los que la niebla desparece, el paisaje es espectacular. Hemos dejado atrás la aridez y el verde inunda el horizonte. Desde aquí empezamos a divisar cumbres nevadas, volcanes que aún hoy siguen activos y terrazas de cultivo en las laderas de las montañas.

..

Peru (822)..

Finalmente, el viaje que se suponía que duraría 3 horas, se alarga bastante y llegamos a Chivay pasadas las 7. A esto hay que sumarle que llevamos una música peruana horrible, por lo que el viaje se hace eterno, eso sí, hemos ido todo el camino bebiendo muchos líquidos y oliendo alcohol para evitar el mal de altura y, por ahora no hay ningún síntoma.

Cuando llegamos a la estación de autobuses intentamos buscar la compañía 4M Expres que es la que nos llevará al día siguiente a Puno, pero no la encontramos y nos dicen que está en la plaza (a unos 10 – 15 minutos caminando), donde también podremos contratar un tour al Cañón del Colca.

Y aquí es donde empieza uno de los peores momentos del viaje; aunque durante todo el trayecto me sentía bien, nada más bajar de autobús y dejar de oler el alcohol, empiezo a encontrarme fatal. Caminar hacia la plaza es casi una misión imposible, respirar con normalidad no consigue llenar los pulmones y cualquier mínimo esfuerzo cuesta el triple, por no hablar del mareo que empiezo a notar.  

..

Peru (1043)..

Llegamos a la Plaza y la única agencia que encontramos abierta es la de Tour Cristiano, ya que la ciudad está de carnavales y la gente está celebrando con bailes y música junto a la iglesia. Hablamos con ellos y nos ofrecen el tour del cóndor por 40 soles por persona (80 soles en total, unos 21,30€) a los que debemos sumar una tasa de 70 soles cada uno para poder acceder. La chica nos dice que hay una manera de “reducir” esa tasa a 40 soles por persona, y es decir que somos chilenos. A la hora de inscribirnos lo hace así y nos dice que si nos preguntan digamos que no llevamos el pasaporte. Acordamos con ellos que vendrán al día siguiente a recogernos a las 6:40 para la excursión. También compramos con ellos los billetes a Puno por 230 soles en total (61€) Mi consejo es que preguntéis antes en las oficinas de 4M Expres por si son más baratos. También acordamos con ellos el taxi que nos llevará a Yanque por 15 soles, a nuestro hotel, el Eco Inn Colca.

..

Peru (836)..

El taxi llega en un par de minutos pero tenemos que esperar en la plaza unos 15 minutos porque la calle está cortada con los carnavales. Nacho aprovecha para dar una vuelta y hacer algunas fotos, mientras yo le espero en el coche pensando en llegar pronto y tomar algo para mejorar porque tengo escalofríos, estoy mareada, ahogada y no puedo ni cargar con mi propia mochila.

..

Peru (838)..

El trayecto al hotel dura otros 10 – 15 minutos, en los que el taxista nos va contando curiosidades como cuanta población vive allí, cómo son las termas, de qué vive la población, etc. Cuando llegamos al hotel, sigo el consejo de la chica de Tour Cristiano mientras Nacho hace el check-in, y pido algo de oxígeno, pero la chica de la recepción hace caso omiso y nos lleva a la habitación. Al ser de noche no podemos apreciar el paraje que acoge la cabaña donde nos alojaremos esta noche, pero así nos llevaremos una sorpresa al amanecer. Nacho vuelve a la recepción para comer en el restaurante del hotel y yo decido acostarme tras beber un mate de coca, con la ropa y el abrigo, porque hasta desvestirme era un esfuerzo que parecía no poder afrontar.

..

IMG_1069..

Nacho no tiene apenas síntomas del soroche y cena un sandwich, pero al volver empieza a encontrarse fatal y pasamos la peor noche que podíamos imaginar, casi sin poder dormir, con vómitos, diarrea, escalofríos y dolor de cabeza. Es nuestro aniversario y, como veis, pasamos la noche “más romántica” de nuestras vidas.

..

Chivay y Yanque no nos recibe con los brazos abiertos, pero cuando llega el amanecer parece que empezamos a encontrarnos mejor y descubrimos un paisaje que nos deja con la boca abierta y con ganas de más, pero eso es otra historia que os contaré en el próximo post.

Estad atentos, porque estoy segura de que os gustará tanto como a nosotros.

..

..

PD: Si conseguís un bus que llegue antes a Chivay, no dudéis en coger el bañador y acercaros a las termas. Nosotros no pudimos hacerlo por el horario y el malestar que sentíamos, pero nos quedamos con las ganas y seguro habría sido una bonita experiencia.

 

 

 

 

 

 

Anuncios